la herramienta es lo de menos

abril 14, 2012

Hasta hace poco, consideraba que jamás dejaría de usar Beamer para hacer presentaciones. Como si hacerla en otra cosa le fuera a restar valor al contenido o algo así. Fué un auténtico lapsus-obsesivo. Si, Beamer es excelente si tu fuente es LaTeX pero si lo que buscas es que te facilite la incorporación de imágenes y uso de colores con transparencias y demás definitivamente Beamer solamente hará que te tardes mil años más.

Un día, preparando una presentación que me urgía, me dí cuenta de que Beamer, para ciertas cosas, no ayuda mucho. La presentación tenía una fuerte carga de imágenes y uso de color. El posicionamiento de imágenes en Beamer no es de arrastre y coloque; los colores tampoco se seleccionan de forma visual. Y así, después de pensarlo un poco (todavía lo pensé, qué horror), decidí usar Impress. Todo fluyó rápido y con mejores resultados que los que habría obtenido con Beamer. No es que Beamer sea malo y que ya no me guste, no. Beamer me gusta mucho pero cada cosa tiene su función. Sé que lo volveré a usar pero cuando sea apoyo y no un obstáculo.

Si no tienes nada qué decir, la herramienta es lo de menos.


Beamer para presentaciones – Templates

septiembre 23, 2011

Beamer es una clase de LaTeX para hacer presentaciones. Es mi favorita. Lo malo de mí es que siempre termino partiendo de cero para generar presentaciones nuevas y eso consume mucho tiempo. Por esa razón, ahora estoy haciendo archivos fuente básicos para tenerlos listos para usar.

Los templates en pdf son: bluebasicbluegblueredclear. El código de cada uno se encuentra disponible en github.

blueg en imágenes:


¿Cuál sería el soundtrack de tu vida algorítmica?

julio 9, 2010

¿Recuerdas? Cuando tu algoritmo marcó "Out of memory" tenías puesta esta canción. Sigh.

La música forma parte importante de nuestras actividades; tienes canciones favoritas, y otras que aunque no lo son tanto, por alguna razón son muy significativas. A lo largo del tiempo vas haciendo asociaciones música-hechos, como una tabla hash. Cómo olvidar ese examen de cálculo durante el primer año de la licenciatura. El examen se realizó un Sábado y en el exterior, la canción “Lo mejor de tu vida” era puesta de forma continua. Fue una auténtica tortura, tanto, que desde ese día detesté la música de Julio Iglesias.

Durante mi tiempo de mayor intensidad en la aplicación del aprendizaje automático, hubo música que fue determinante en el éxito de las técnicas y el trabajo relacionado. A continuación, una breve selección:

Canción Hechos
Penguins – Earth Angel Gracias a esta canción me salió el protocolo de conexión y el robot por primera vez se movió usando las reglas aprendidas por clonación.
Snow Patrol – Signal Fire Escuchando ésto, pude integrar la parte de localización con las reglas de control (Prolog-C).
Enrique Iglesias – Dímelo Con ella, logré hacer más aprendizaje automático de programas teleo-reactivos. Por azares del destino el hijo de Julio Iglesias aparece en mi soundtrack. Escucharla facilitó también el uso de ALEPH.
Josh Groban – Gira Con Me Para escuchar cuando se usa ALEPH; me ayudó a encontrar errores extraños (¿acaso hay otros?)
RBD – Solo quédate en silencio Golpéenme, si, no sé qué hace aquí pero me facilitó la escritura de scripts con Perl.
Colplay – Viva la vida Útil para la preparación de las presentaciones y escritura de artículos.
Augustana – Boston
Sarah Brightman – Once in a lifetime Cuando las correcciones saturen tu vida, éstas dos son ideales.
Amici Forever – Song to the moon

¿Qué es lo que hace que cierta ilógica música te inspire a realizar algo específico? ¿Acaso Earth Angel debe incluirse en el manual para sockets? Estoy segura de que no, pero al menos en mi caso, sé que Earth Angel fue un ingrediente básico para que la conexión saliera bien.

¿Qué música ha sido especialmente significativa para el desarrollo de tus proyectos?

Photo by Flickr user get directly down licensed under CC2.0


Los 5 errores más frecuentes al construir una presentación

mayo 24, 2010

Tarde o temprano llega el momento de hacer una presentación de resultados, avances o propuesta. En ese momento, surgen varias cosas en qué pensar, además de obtener resultados. Existe mucha información al respecto, tutoriales donde se explica cómo organizar contenido, cómo planear la presentación, hasta cómo moverse y hablar. Sin embargo, yo buscaba sugerencias precisas sobre cómo armar una presentación, no tanto cómo estructurar la plática. A continuación, describo cinco errores frecuentes que cometemos al armar una presentación:

  1. Saturación de texto. Creemos que todo es importante: “es que lo tengo que decir”. Aunque lo que es importante depende del público al que va dirigida la plática; es frecuente cometer este error. Para nosotros todo es importante, para el espectador no.
  2. Saturación de ecuaciones y/o código. A menos que sea ese el objetivo, conviene minimizar la exhibición de ecuaciones y código de programación. Si escribes código sin ser ese el aspecto central, te expones a que alguien compile tu código al verlo y te critique por su ineficiencia. Nunca falta quien diga “eso no corre así como está”. Si esa no es la aportación, no tiene sentido incluirlo.
  3. Uso de imágenes innecesarias y fondos con patrones. Ese gráfico animado tal vez sea bonito en tu sitio personal pero no da buena impresión cuando estás presentando tu alternativa al filtro de Kalman. Es como aquella persona que cuelga zapatos de bebé o pone peluche en su tablero del automóvil.
  4. Uso de tipo de letra muy pequeño. No hay nada peor que le recuerdes al público que necesita lentes. Como yo, hay quienes olvidan sus lentes y si les dificultas la lectura, lo pensarán antes de ir a otra plática tuya.
  5. Dar prioridad a la selección de la plantilla y a la combinación de colores. Es mejor tener listo el contenido antes de la fase de estilo.  En el peor de los casos, tendrás una presentación lista; no de diseñador, pero la tendrás. De lo contrario, a nadie le interesará ver la bonita combinación de colores que usaste.

Ya sea que estés empezando a armar tu presentación o ya la tengas, las siguientes cinco recomendaciones son de gran ayuda:

  1. Cuidar la cantidad de texto por diapositiva. Existe una regla conocida como 6X6 que dice que: no más de 6 líneas por diapositiva y  no más de 6 palabras por línea de texto. La regla tiene variantes, pero no va más allá del 6X7 o 7X7. Úsala como guía.
  2. Dar preferencia a las gráficas sobre las tablas. Visualmente es más claro y el espectador no tiene que tratar de interpretar los números. Las gráficas van de preferencia, sobre fondo sólido.
  3. Dar preferencia a los tipos de letra san serif, helvética y arial sobre el tipo times.
  4. Dar preferencia al tamaño de letra grande: 48-36 pts para títulos y 18-24 pts para texto.
  5. Cuidar el contraste de colores. Hay quienes sugieren usar fondos oscuros y letras claras; otros dicen que es mejor lo contrario. En la práctica, depende de diversos factores, principalmente de la iluminación del lugar y el proyector. En ocasiones, los colores que tan bien se veían en tu computadora son distorsionados y el efecto es inesperadamente malo. Es importante que haya buen contraste y probar antes para hacer los cambios en caso necesario.

Un recurso muy útil para seleccionar las combinaciones es DeGraeve, en donde puedes subir una foto del conjunto que vas a usar y generar el esquema de colores ideal para tu presentación.

Hay que recordar que ni el mejor software o recursos sustituirán el contenido; lo que la persona diga. Debes preparar la presentación pensando en que si perdieras el archivo, puedas darla usando simplemente un pizarrón.

Para profundizar en el tema: El Arte de Presentar


A %d blogueros les gusta esto: