entre Cuadrivio y yo

mayo 15, 2011

La escritura de artículos científicos no es fácil. Más bien, ningún tipo de escritura es fácil. Podrás buscar libros, manuales, artículos y un sinfín de herramientas para tratar de encontrar alguna guía que te indique cómo hacerlo; sin embargo,  jamás encontrarás la lista de pasos que milagrosamente te hagan comunicar bien las ideas.

¿Qué es lo que motiva a escribir? en muchos casos se escribe por necesidad. Para obtener el grado es necesario publicar cierto número de artículos. Posteriormente, si se sigue el camino académico es necesario publicar  para sostenerse en el gremio. Así, el escribir se convierte más en un asunto de necesidad que de gusto. Pero si el gusto predomina, entonces será un deleite.

El riesgo de que no se encuentre el gusto en escribir  es que tus artículos carezcan de personalidad. Un texto escrito sin el gusto de hacerlo puede ser gramatical y científicamente apropiado, correcto, pero será un texto sin corazón, soso y sin vida.

Es necesario despojarse del deseo de escribir por puntos, de escribir buscando la aprobación de alguien. Solamente así se puede descubrir un estilo propio, desconocido para ti mismo.

Hace un año conocí a Cuadrivio. Justamente en un momento en el que sentía la necesidad de escribir por gusto, de escribir porque sí. No por ISBNs, no porque “cuente”, no porque sea una publicación indexada al catálogo X. Hace un año la conocí y nos hicimos amigas.

Cuando hago un texto para Cuadrivio pienso en qué y cómo me gustaría que me contaran sobre el tema. Y trato de contarlo así. El grupo de personas que conforman Cuadrivio son inspiradoras y sumamante profesionales y eso motiva a cuidar tanto la forma como el fondo.

Después de revisar cada texto que envío y estar conforme, confieso que evito volverlo a ver. Sé que encontraré miles de detalles por mejorar, párrafos que “hubiera” dicho mejor de otro modo. La perfección no existe .

Y he descubierto con emoción que este proceso de escribir  predominantemente por placer, tiene sus efectos. Ahora estoy en el proceso de escritura de artículos científicos, llenos de tecnicismos, experimentos y referencias. Me encuentro con que estoy trasladando la motivación Cuadrívica a mis textos científicos. Y eso es algo invaluable.

Me falta mucho por practicar, mucho por escribir, mucho por saber. Pero cuando cada mini-proyecto, que es en lo que se convierte un texto que estás escribiendo te sabe a un dulce, simplemente es inevitable sonreír.


A %d blogueros les gusta esto: